viernes, 27 de noviembre de 2009

El impacto del ocaso

Siento el impacto del ocaso,
y el cuerpo aturdido
que sostiene ahora
lánguidamente la vida,
llora desde sus entrañas
el amor que no dí.