viernes, 27 de noviembre de 2009

Brotan malheridas

Cómo y qué,
desoladas y agónicas preguntas
disparadas
que brotan malheridas
al dios de los hombres y las cosas,
cielos insondables,
yazgo postrado
abrazado al dolor eterno de su entierro,
enamorado de un fantasma,
de una pena